Alimentación del futuro – ¿Qué comeremos en 2030?

, , 5 Comments

Insectos, impresión 3D, alimentos sustitutivos,… El futuro se antoja incierto para la alimentación. En un mundo creciente, en el que numerosos estudios ponen la alarma en que la agricultura ya no da más de sí para darnos de comer, aparecen investigaciones y startups que quieren revolucionar los alimentos que nos llevamos a la boca ¿Qué comeremos en 2030?

Mark Post y la primera hamburguesa sintética

En este blog hemos hablado de cómo se producirán alimentos, de cómo compraremos y que tendencias de consumo surgirán durante los próximos años. Sin embargo, no hemos hablado aún de aquellos alimentos que podremos encontrar en los lineales de los supermercados en las próximas décadas.

Esta es la razón de esta nueva entrada. Abrir la ventana al futuro y ojear que se está desarrollando en el panorama denominado Food Future.

Desde nuevas fuentes de proteínas, a alimentos hiperpersonalizados, pasando por una producción de alimentos en granjas verticales urbanas o laboratorios. A muchos no os gustará lo que vamos a ver a continuación (a mí, en algunos casos, incluso me da hasta miedo pensar las consecuencias), sin embargo es necesario echar un vistazo para ver a lo que nos enfrentaremos.

¿Te apuntas a ver la alimentación del futuro?

Alimentos funcionales e hiperpersonalizados

alimentos funcionales e hiperpersonalizados

En la actualidad, como bien apuntaba David del Pino en el artículo de su blog “La Religión y La Comida”, ya se está comenzando con esa personalización de alimentos. Ahora mismo, en cualquier centro de distribución alimentaria, podemos encontrar alimentos dirigidos a segmentos concretos de la población: religión (Halal, Kosher, etc.), edad (alimentos funcionales para la 3ª edad, alimentos juveniles, etc.), concienciación (bio, eco, vegetarianismo, etc).

Esta tendencia crecerá los próximos años. Y no solo eso, los centros tecnológicos de todo el mundo se han lanzado a una carrera en la que el resultado final será el alimento personalizado para una persona en concreto: TÚ.

Una tendencia que va ligada al estudio del genoma y la microbiota de cada uno de nosotros. Con esta información, se podría desarrollar alimentos específicos para cada persona, o grupo de personas reducido que, por ejemplo, sufren una determinada enfermedad.

Así, numerosos científicos están investigando la introducción de bacterias vivas que funcionan como fármacos, incorporadas en nuestra alimentación diaria, nuevas formulaciones de alimentos que satisfagan la necesidad específica de nuestra metabolómica o, incluso, “superalimentos” que hacen cierta la expresión de Hipocrates: “Que tu alimento sea tu medicina”.

Cultivos y ganadería editados genéticamente

alimentos editados genéticamente - CRISPR

Las nuevas herramientas de edición genética (como el CRISPR), harán que los transgénicos, y toda la problemática derivada de ellos (legislación, reticencia del consumidor, etc.) sean cosa de inicios del siglo XXI.

Esta tendencia casa perfectamente con la anterior descrita, ya que permite, con la edición de un solo gen, crear cultivos y animales con una determinada propiedad: alimentos con un nutriente en cantidades necesarias para el ser humano, carne más tierna, aumento la vida útil de los alimentos perecederos, etc.

Incluso se están realizando pruebas para eliminar la resistencia antibiótica de determinadas cepas de bacterias que provocan millones de enfermedades al año.

CRISPR podrá elevar la seguridad alimentaria y la hiperpersonalizacion de los alimentos a cotas nunca antes vistas.

Agricultura y ganadería celular

Llegamos al alimento más “bizarro” y polémico que se ha comenzado a desarrollar los últimos años: la carne artificial.

Desde que Mark Post desarrollará la primera hamburguesa “in vitro”, las voces que se han alzado alabando (producción más sostenible y limpia de proteína) y criticando (poner fin a un sector que mantiene el tejido rural en todo el mundo: el ganadero), han sido inumerables.

Personalmente soy un poco reacio a este nuevo alimento: ¿se conseguirá el sabor genuino de una hamburguesa de ternera? ¿Nutricionalmente será igual? ¿Cómo va a comunicar una hamburguesa de laboratorio los valores ganaderos?

Sin embargo, es necesario ver este alimento que posiblemente nos encontremos en los supermercados dentro de unos años (incluso menos años de los que creemos) al lado de la carne producida de forma tradicional.

Estos alimentos eliminan de la ecuación a los animales para sustituirlos por biorreactores que producirán la carne sintética a partir de células, tejidos y una amalgama de nutrientes. Pero no solo se queda en la carne, los investigadores que trabajan en estos nuevos alimentos vaticinan que en una década “se podrán producir alimentos básicos (leche y huevos) con una pequeña instalación en tu propias casa”.

Incluso el vino podría ser víctima de estos nuevos alimentos.

Algas

Algas. el alimento del futuro

La búsqueda de nuevas proteínas vegetales que satisfagan y complementen los alimentos vegetales que producen los agricultores, han llevado nuestra vista al mar. Las algas se destacan para diferentes expertos, centros tecnológicos e investigadores como el futuro de los alimentos vegetales.

Y es que no solo sirven para alimentar al consumidor, como bien nos recuerda Alltech Spain en sus artículos sobre algas “Las algas serán la próxima revolución de la agricultura y ganadería” y “Algas & Agricultura”.

Las algas ya han sido, y son, utilizadas en la cocina tradicional japonesa. Sin embargo numerosos estudios y chefs de fama mundial, comienzan a valorar sus propiedades tanto nutricionalmente (alto contenido en ácidos grasos Omega3, vitaminas, minerales, etc.) como para sorprender a la gastronomía mundial (nuevos platos y sabores, nuevas formulaciones, etc.).

En un mundo donde la tierra ya no da más de sí para producir alimentos, la ayuda para alimentar a la futura humanidad parece que viene del mar, como señalan algunos investigadores del CSIC.

Insectos

A picture shows crunchy honeycomb moth larvae in a store of Dutch supermarket chain Jumbo in Groningen on October 31, 2014. From October 31, customers at Jumbo stores in two northern Dutch cities will be able to add "buggy balls", "buggy burgers" and "buggy crisps" to their shopping carts in a roll-out plan to put edible insect products on shelves in 400 stores across the country by early next year. Although some insect-based foods are already commercially available at Dutch wholesalers, Jumbo is the first national supermarket chain to stock shelves with products made from meal-worms, buffalo worms and moth larvae. AFP PHOTO / ANP / REMKO DE WAAL **NETHERLANDS OUT** (Photo credit should read REMKO DE WAAL/AFP/Getty Images)

Numerosos expertos han alzado la voz por esta tendencia alimentaria que ya se desarrolla en países subdesarrollados (solo que en estos países optan por el consumo de insectos por no tener acceso a otros alimentos). Los insectos comienzan a sonar fuerte en los foros mundiales de alimentación como alternativa y fuente proteica para abastecer a una humanidad creciente.

En 2050 tal vez veremos en nuestros supermercados habituales “pupas de gusano” al lado de los pistachos, o “exquisitez de larva” en la zona de los encurtidos. De momento numerosas startups están desarrollando alimentos cuya base proteica procede de harina de insecto. Incluso la cadena de supermercados Coop anuncio que este año comenzaría a vender productos con base de insectos.

Y es que los expertos defensores de esta nueva fuente de proteínas recomiendan introducir, en un corto plazo, los insectos en nuestra dieta diaria:

  • Por salud: gran cantidad de proteínas, minerales y fibra con bajo contenido en grasa),
  • Porque es una industria en auge: surgen numerosas startups que están despuntando en rondas de financiación millonarias para desarrollar su negocio.
  • Por el medio ambiente: baja emisión de gases de efecto invernadero en su producción, instalaciones más pequeñas y automatizadas, etc.

Dentro de poco veremos cada vez más alimentos cuya formulación de realizará en base a insectos wink

Impresión 3D

Las hemos comenzado a ver en otros sectores como el de la construcción o medicina. Sin embargo, la impresión 3D ha comenzado su andadura en la alimentación, de la mano de startups de todo el mundo.

Esta tecnología alimentaria surge con la idea de no perder tiempo en la cocina, u orientada a restaurantes: te haces con una impresora 3D de comida, le añades los ingredientes en cápsulas (como las famosas cafeteras Nesspreso) y la máquina hace su trabajo de forma automática. ¡Cómo el que pone el tupper a calentar en el microondas del trabajo!

Rapidez, automatización y diversidad de presentaciones, son las claves para el despunte de los alimentos impresos en 3D.

Y ante todas estas nuevas tecnologías que prometen ser la alimentación del futuro a mí me surgen un par de dudas: ¿nosotros, los consumidores, estamos abiertos a cambios tan disruptivos en la alimentación? ¿Pretendemos dejar sin trabajo a los que nos han alimentado desde el inicio de la civilización? ¿Quedará la agricultura y ganadería relegada a los museos?

Yo soy más de la opinión que se escuchó en el Seeds&Chips de este año:

No Farmers, No Food Revolution

¿Conocéis alguna alimento que se esté desarrollando ahora y veamos en un futuro en nuestras neveras? 👉🏼 No dudes en compartirlo con nosotros en la zona de comentarios.

 

5 Responses

  1. serpa

    17/05/2017 16:58

    esto es un empeño de controlar la alimentacion entre 4 empresas
    pqe la agricultura Si da d si para alimentar a la poblacion
    incluso la agricultura tradicional sostenible ecologia permacultura y biodinamica

    Y este articulo es propaganda d las lobys
    qe qieren controlar toda la cadena alimantaria a base d OGM
    laboratorios latifundios insostenibiliodad y hasta polinizar cn robots

    ellos son ls qe han llevado la agricultura a un punto dende ahora pueden decir qe no es sostenible…
    Y encima le llaman sostenible cuando reqiere mas energia y materias primas

    Responder
  2. Andrea

    07/06/2017 23:08

    Muy interesante Jorge lo que comentas la verdad que yo pienso que en los próximos años vamos avanzar mucho tecnológicamente en muchos sectores y campos que sera de los alimentos y la alimentación como nos adaptaremos y que consecuencia habra…

    Responder

Leave a Reply