Fusiones agrícolas, un libre mercado para 4 gigantes

, , Leave a comment

Las grandes fusiones y compras de empresa por cifras monetarias que escapan a nuestra imaginación no son exclusivas de Silicon Valley. Las fusiones agrícolas han proliferado en los últimos 10 años creando sensaciones contrapuestas. La agricultura no solo cambia con la tecnología, el nuevo mapa corporativo va a influenciar al sector los próximos años. Pero… ¿para bien o para mal?

fusiones-agricolas

Muchas veces pensamos que las grandes compras de empresas solo se daban en Silicon Valley (y cuando digo grandes me refiero a cifras de dinero que provocarían un infarto al Tío Gilito). Nos echábamos las manos a la cabeza cuando Facebook compró Whatsapp por 19.000M$, o la compra de Linkedin por Microsoft poniendo encima de la mesa 26.000 M$.

Pues no amigos, estos grandes desembolsos de dinero no solo ocurren aquí. El sector agro ha sufrido en la última década una orgía de fusiones y adquisiciones que nada tiene que envidiar a las de Palo Alto. La última de todas, Bayer comprando Monsanto por 66.000 M$ a “toca teja”, se queda por debajo, por muy poquito, de la mayor compra tecnológica del mismo periodo: la compra de EMC por parte de DELL que desembolso 67.000 M$.

Juzgad vosotros mismos…

Desde La Huerta Digital nos preguntamos por qué este frenesí,…

¿Por qué ahora las mega-corporaciones se han lanzado a crecer a base de talonario?

La primera respuesta a esta pregunta la encontramos en el recomendable artículo de David del Pino “La noticia que cambia el mundo no aparece en los medios”, y cito textualmente “Se necesitan producir en los próximos 40-50 años más alimentos que en el acumulado de los últimos 10.000 años y no sabemos cómo hacerlo”.

Efectivamente, en 40 años la población crecerá un 60%, una población que deberá ser alimentada si queremos cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Siglo establecidos por la ONU. Y el problema es que no sabemos cómo hacer que nuestra tierra produzca más, y de forma sostenible.

Por eso, las grandes empresas del sector se han lanzado a la caza de otras empresas que están desarrollando tecnologías que pueden llegar a conseguir ese objetivo. No hay que olvidar que este acaparamiento de innovación va en paralelo con el acaparamiento de tierras que está llevando a cabo países como China, con el fin de asegurase el abastecimiento de comida a precios razonables en un futuro.

La segunda respuesta la encontramos en la situación actual de la economía agrícola a nivel mundial. El combo que ha creado un mercado globalizado y una caída progresiva de los precios de los alimentos ha llevado a que las empresas saquen la chequera para ganar dimensión.

Esto lo resumen de forma excelente William Buckner, ex director de Bayer America en la frase “Cuando los beneficios bajan, el capital financiero tienda a ponerse nervioso y la única solución es ganar escala y reducir ineficiencias”. Es decir, a mayor dimensión mayores beneficios, aunque el precio baje.

La tercera va en paralelo a lo que ha pasado en el sector tecnológico: la innovación se compra. En los últimos años, empresas más pequeñas han conseguido atraer talento desarrollando mejores innovaciones de forma más rápida. Este hecho lo han visto las grandes corporaciones que no les ha temblado la mano a la hora de firmar cheques casi en blanco.

La cuarta respuesta: el miedo. El miedo a ver como otras empresas daban el primer paso y se convierten en una amenaza para su negocio, como el caso de Syngenta y ChemChina. El miedo a quedarse sin el trozo de ese suculento pastel que es dar de comer al mundo 3 veces al día.

La quinta respuesta la encontramos en palabras de Rosa Salvador “ser proveedor mundial y tener clientes globales da unas ventajas tan grandes de economía de costes y capacidad innovadora e inversora que quien se queda atrás se ve abocado a desaparecer”.

¿Qué futuro le espera a la agricultura?

A bote pronto tenemos un hecho indiscutible como apunta Gay de Liébana: un oligopodio en el que el el 80% de la producción de semillas y herbicidas estará controlado por 4 colosos del sector. Cuatro mega corporaciones que van a marcar el rumbo del mercado global de estos insumos agrícolas.

Además, nos encontramos ante 4 empresas que aglutinan cada una de ellas más capital que muchos países del globo. Como ocurre en el sector de la distribución de alimentos, pueden conformar un poderoso lobby que influenciarán en las políticas agrarias mundiales.

Desde otro lobby del sector, el ecologista, denuncia que habrá una irremediable pérdida de biodiversidad, ya que estas empresas inundarán el mercado con sus semillas. Los agricultores no dispondrán fácilmente de otras variedades más tradicionales de cultivos.

Otras voces se alzan diciendo que la innovación agrícola se estancará. Estas 4 grandes empresas marcarán la dirección de las grandes innovaciones del sector, siendo las únicas que podrán desembolsar grandes cantidades de dinero a investigación.

También puede ocurrir que ese 20% de empresas restantes inviertan en I+D+i y capten talento que les ayude a desarrollar innovaciones disruptivas en el sector. Y esperar a que una gran empresa se fije en ellos y termine por comprarlos… La pescadilla que se muerde la cola.

Las grandes fusiones y adquisiciones agrícolas

Bayer-Monsanto > 66.000 M$ (2016): ha sido la última adquisición y la más sonada porque el desembolso de tal cantidad de dinero es en “cash”. Con el cierre de esta operación Bayer se convierte en líder global de insumos agrícolas y a la vez evita que el gigante ChemChina pudiera absorber a los norteamericanos. El cierre de la operación esta pronosticado para 2017. | +INFO

ChemChina-Adama-Syngenta > 3.500 M$ y 43.000 M$ (2011-2016): un claro ejemplo de que el gigante asiático no está dormido. ChemChina primero aumento su cartera de clientes con ADAMA en el sector de los agroquímicos, y después metió la cabeza de lleno en el mercado de las semillas transgénicas con la compra de la empresa suiza. | +INFO1 & +INFO2

DowChemical-Dupont > 130.000 M$ (2015): mientras que todos los demás movimientos son compras, este es la única fusión. Surge así la mayor empresa química del mundo bajo el nombre de DowDuPont. La fusión es casi realidad al recibir la aprobación del tribunal de Competencia de EE.UU. y a la falta del dictamen de la UE que se prevé para el próximo año. | +INFO

Agrium-PotashCorp > 36.000 M$ (2016): estos dos gigantes se unen para crear el mayor fabricante mundial de fertilizantes. La fusión permitirá a la nueva empresa controlar la producción del 62% de potasa, el 30% de fosfato y el 29% de nitrógeno de América del Norte. El cierre de la operación tendrá lugar en 2017. | +INFO

New Holland-Kongskilde > ??? (2016): las adquisiciones no solo son en el segmento de los insumos agrícolas. El sector maquinaria también ha comenzado a adquirir empresas para complementar su oferta. Con esta compra, New Holland se asegura un catálogo completo de aperos para labranza, siembra y recolección de heno y forraje. | +INFO

John Deere-Monosem-Precision Planting > ??? (2016): la marca del ciervo ha apostado por la agricultura de precisión. Primero adquirió Monosem, pionero en el mercado de sembradoras de precisión y en el mismo año lanzó una oferta por la división Precisión Planting de Monsanto. Esta última adquisición hubiera supuesto controlar el 86% del mercado de sembradoras de precisión y el control del incipiente Big Data agrícola. El tribunal de Justicia de EE.UU. bloque este último acuerdo. | +INFO1 & +INFO2

Alltech-Ridley-Keenan > 388 M$ y ??? (2015-2016): en realidad Alltech ha adquirido desde 2011 hasta 14 empresas. Pongo este ejemplo ya que representa la diversificación de cartera. Alltech inicio sus andanzas en la alimentación animal, y ahora ofrece soluciones tanto para la rama agrícola, ganadera, y con la adquisición de Keenan se adentra en el sector de la maquinaria específica para ganadería. | +INFO1 & +INFO2

Xio-COMPO Expert > ??? (2015): este caso es el ejemplo de cómo los fondos de inversiones han visto posibilidades y futuro en el sector agro. Xio compro la división Expert (especializada en agricultura) a COMPO, para entrar en el mercado de los insumos agrícolas. Además, busca aprovechar el tirón de esta división tanto en las soluciones agrícolas como en las de consumo. | +INFO

John Deere-Pulverizadores Fede > ??? (2016): este caso lo tenía que poner a parte, para demostrar que se hace buena innovación agrícola en España. Y es que John Deere se ha fijado en el atomizador más laureado de la empresa española, el H3O. En este caso no lo ha comprado, sino que el atomizador se venderá en EE.UU. en exclusiva por el cérvido. | +INFO

La tendencia de las grandes fusiones y adquisiciones ha llegado al sector agrario. Una tendencia que está cambiando el mapa empresarial agrícola a nivel mundial y que va a cambiar la agricultura. ¿Conoces alguna adquisición más en el mundo agrícola? ¡No dudes en compartirla con nosotros en los comentarios!

 

Leave a Reply