La última cena, del agricultor

, , 2 Comments

A ti profesional del campo

Felices fiestas y próspero año nuevo

El año da sus últimos coletazos, y todos nos reunimos con la familia y los seres queridos para disfrutar de largas comidas y cenas, en las que hay un factor que las une a todas ellas: el agricultor / ganadero.

Es época de felicidad, de sonrisas y de descanso. Aunque esto último no lo es para todos. Existen unos héroes, anónimos, que por muy larga que sea la sobremesa con el cava (extremeño) y el turrón (de Jijona), al día siguiente tienen que “poner los caminos y veredas”. Mientras el resto del país duerme feliz, y posiblemente “resacoso” (tanto de comida como de bebida), estos héroes se enfundan su traje de faena y acuden, como todos los días del año, a cuidar su pasado, presente y futuro: su campo, y el de todos.

Y a pesar de tan hercúlea tarea, el único regalo que tienen es una subida de la renta agraria anual del 1,7%. Poco regalo, para una profesión que alimenta al mundo, preserva la vida rural y está en continua mejora para evitar que se les señale como responsables del cambio climático.

Los agricultores y ganaderos españoles llevan muchos años luchando, casi en soledad, contra un clima cada vez más impredecible, contra unos mercados cada vez más voraces y contra una imagen poco “moderna”.

Por eso, estas líneas, que aunque no dejan de ser un grano de arena en un mar de palabras digital, buscan dar valor a una profesión que ha tirado de la economía española en los peores momentos.

Por eso querido lector, recuerda…

… que el vino que disfrutas estos días, sale de las manos que miman las vides como si fueran lo único que existiera en España.

… que el aceite de oliva que aliña las ensaladas de tu mesa, tiene un poquito de la personalidad del olivicultor que las recolecta en cada vareo.

… que el pan puede ser artesanal y no una copia “barata” recalentada.

… que unas hortalizas de la Huerta no desmejoran una celebración especial, la hacen más suave ante tantos excesos.

… que el queso del aperitivo, ha sido cuidado desde que era una simple gota de leche.

… que el jamón ibérico que cortas con esmero, ha pastado en las largas dehesas bajo la atenta mirada del ganadero.

… que el marisco y los productos del mar que adornan tu mesa, es gracias a las manos de los mariscadores artesanales que han estado con el agua hasta el cuello.

… que el plato fuerte, ya sea cordero, cochinillo, ternera, conejo o ave, por mucho que diga la OMS, serán siempre nuestra marca de identidad.

… que un postre con frutas españolas ayudan a pasar mejor los excesos de la noche.

Y sobre todo recuerda, que gracias a los héroes del campo, y su trabajo durante los 365 días, tu, querido lector, estas disfrutando de la última cena del año.

¡Felices Fiestas y Prospero Año Nuevo!

Foto portada por Alex Watson

 

2 Responses

  1. Xusso

    01/01/2016 18:23

    Me ha pareccido muy bien el artículo, sólo una objeción… era necesario remarcar lo del cava extremeño ?? Me ha parecido un comentario bastante ridículo por las connotaciones que tiene y por confirmarlas después con lo del Turrón de “jijona”. Un Saludo

    Responder
  2. Pedro

    26/12/2016 16:48

    Buena reflexion , tambien me parece raro lo del cava extremeño que todos sabemos que la mayoria del cava es catalan y es un orgullo tener en españa los mejores productos sean de donde sean .
    Saludos.

    Responder

Leave a Reply