Tractores autónomos: ¿te gusta conducir?

, , 1 Comment

Llevan con nosotros desde el inicio del siglo XX. Han ido evolucionando en función de las demandas de los agricultores, y de las tecnologías que aparecían en otros sectores. Y tras más de un siglo de evolución, en el que se ha aumentado la potencia, se han vuelto más versátiles y se ha invertido en ergonomía y tecnología, ahora pueden llegar a prescindir de los agricultores para hacer su trabajo. Los tractores autónomos han llegado al campo.

Tractores autónomos de CNH Industrial

Aquella película que marcó una época, y que nos introdujo el concepto de “Sayonada baby” en nuestro seso, ya vaticinaba que, en un futuro, no tan lejano, las máquinas (lideradas por una tal Skynet) tomarían el control de la tierra, eliminando a la raza humana de la ecuación.

Un futuro apocalíptico, nos presentaba esta película de los años 80. Pero lo que no supo prever es que estos autómatas, no nos eliminarían, si no que nos darían de comer, ayudando a los profesionales del campo a llevar a cabo la difícil tarea de alimentar a una población creciente.

Si señores y señoras, los tractores autónomos ya están aquí. Y según sus creadores, solo es cuestión de tiempo que haya uno en cada explotación del mundo.

El primer tractor 100% autónomo (aunque en 1940 un tal Frank W. Andrew ya jugo con el concepto, y en 1950 Ford se atrevió a diseñar un tractor que no precisaba de conductor) ha sido presentado este año por la firma CNH Industrial, en el El Farm Progress Show que se celebra en Boone, Iowa (EE.UU.). Más bien ha presentado dos:

  • Uno que puede operar de forma autónoma, aunque mantiene la cabina de pilotaje para permitir al agricultor trasladarlo por carretera hasta su explotación, o realizar aquellas tareas que aún son más difíciles de automatizar (carga delantera, conducción de precisión): el New Holland T8 NHDrive.

New Holland T8 NHDrive

  • Y otro con un diseño más “bizarro” en el que el piloto queda relegado a la tierra, y ver cómo este autómata realiza su trabajo, ya que la cabina ha sido suprimida del diseño: el Case IH Magnum Concept.

Case IH Magnum Concept

Dos creaciones impresionantes, que dejaron sin habla a los asistentes a la presentación al ver como se manejaban estas creaciones de CNH, sin necesidad de conductor. Realizando las tareas básicas en una explotación cerealista.

A modo de resumen pondremos las características más novedosas, que hacen de estos tractores máquinas completamente autónomas, y seguras, como transmiten sus creadores:

  • Guiado ultrapreciso gracias a tecnología GPS con la señal de corrección por satélite más exacta posible.
  • Transmisión de datos en tiempo real, almacenables en la nube (el Big Data cada vez más presente en la agricultura).
  • Integración completa con el parque de maquinaria agrícola, ya que conservan los modelos convencionales de motor, chasis y enganche de aperos.
  • Control desde ordenador portátil o Tablet (y lo más seguro que en un futuro desde el Smartphone), con una interfaz interactiva, intuitiva y tráfico de datos continuo. Una vez que se delimita la parcela en la Tablet con un gesto de nuestro dedo, se seleccionan los parámetros de trabajo y se trazan los recorridos, el tractor se pone a funcionar. Tiempo total: 30 segundos para poner a funcionar tu explotación.
  • Además, el software incorpora una función en la que selecciona los trayectos más eficientes, ahorrando tiempo, combustible y maximizando el trabajo que realiza.
  • Dispone de sensores de última generación, radar, sistema LiDAR (si quieres saber más sobre este sistema te recomiendo el artículo de Helio Catalán en Más que Máquina Agrícola) y 4 cámaras que sirven de ojos al agricultor.
  • Todos estos sensores no solo sirven para que el tractor trabaje con el 100% de seguridad (si detecta algún objeto en las proximidades se parará), sino también le sirve para hacer un trabajo totalmente eficiente en el campo.

Si quieres saber más sobre cómo trabaja estos tractores autónomos, te invito a leer este artículo en Agronegocios, o este en PRNewswire. O si lo prefieres a visualizar el vídeo oficial de CNH Industrial sobre su producto:

La verdad que los estadounidenses saben vender bien el producto, con montajes épicos, fotografía impresionante y un discurso que acompaña (tras ver el vídeo, me descubrí mirando precios y buscando el número de las oficinas centrales de CNH para reservarlo :-P).

Pero… ¿de verdad quieren los agricultores los tractores autónomos? ¿Está preparada la agricultura para este avance que, a fecha de hoy, sigue en pruebas en la industria automovilística (siempre un paso por delante)?

Ventajas de los tractores autónomos
  • Tomas de decisiones basadas en datos reales. El tractor (y todos los sensores que le acompañan) recoge datos de la explotación, permitiendo tomar decisiones mucho más precisas, en el tiempo justo y minimizando riesgos.
  • Permite maximizar el trabajo en la explotación. Mientras que el tractor trabaja cosechando maíz, el ganadero puede dedicarse a cuidar del ganado. O realizar la cosecha del trigo con un solo operario conduciendo la cosechadora, mientras que el tractor autónomo le acompaña con el remolque de carga.
  • Reducción de costes de explotación. El software que acompaña a estas máquinas agrícolas les permite aprender con cada pasada que hacen en el campo, registrando datos, y calculando trayectorias cada vez más optimizadas, en las que tienen en cuenta las paradas para repostar, etc.
  • Combinación con datos climáticos. Este tándem permite al tractor y al software elegir/recomendar que tareas son mejores para realizar en cada momento.
  • Mayor seguridad. Las nuevas tecnologías están tan afinadas que maximizan la seguridad de los operarios de la explotación, reduciendo los accidentes por descuidos humanos.
  • Multitarea. Ya que si la explotación es lo suficientemente grande como para disponer de varios tractores autónomos, se podría llegar a controlar una flota de tractores solo desde un dispositivo.
Desventajas de los tractores autónomos
  • Factor humano. Esto es una ventaja y desventaja, ya que por un lado, se reduce la mano de obra en el sector, y por otro permite crear nuevos perfiles profesionales y tecnificar al agricultor hacia un nuevo concepto de la profesión.
  • El placer de conducir. La popular frase de cierta empresa automovilística “¿Te gusta conducir?”, se debería hacer a los agricultores. Un gran porcentaje de ellos, disfruta conduciendo su tractor, día tras día en su explotación ¿Les vamos a quitar una de las pocas alegrías que tienen a diario?
  • Inseguridad. Ya sé que antes he comentado que las nuevas tecnologías son fiables al 99%, pero… ¿y ese 1%? ¿Y si se dan casos en que todo falla y la supuesta seguridad se convierte en inseguridad?
  • La naturaleza humana. Como se ha comentado antes, a lo mejor aún no estamos preparados para un avance como este. Los humanos somos desconfiados por naturaleza, y preferimos tener todo bajo control. Y si no preguntaros ¿os montaríais en un coche que conduzca solo en un trayecto Vigo-Madrid?
  • Diseñado para grandes explotaciones. En la actualidad, estos tractores son conceptos, pero cuando salgan al mercado, cada agricultor deberá hacer número para ver si les compensa. Mi opinión: están pensados para explotaciones inmensas, estilo americano, donde si pueden ser una ventaja competitiva con respecto a tu vecino. En Europa, y más concretamente en España, mucho deberían bajar los precios para que fueran rentables.

Y vosotros que creéis ¿Los tractores autónomos irrumpirán en nuestros campos? Con estas nuevas tecnologías ¿nos encaminamos hacia una producción de alimentos en las que el agricultor tiene la misión de mero supervisor? Me interesan mucho vuestras opiniones smile

tractor-tradicional

 

One Response

Leave a Reply