Humus de lombriz, un biofertilizante de ayer en la agricultura actual

, , 1 Comment

Hoy en La Huerta Digital entrevistamos a Guillermo Herrero, CoCEO y Cofundador de Nostoc Biotech, quien nos habla de un biofertilizante tan tradicional como el humus de lombriz en el contexto de la agricultura del s.XXI.

La Huerta Digital (LHD) – ¿Cómo algo tan tradicional como el humus de lombriz (que utilizaban ya nuestros abuelos para su huerto) puede ser tan disruptor en pleno s.XXI?

Guillermo Herrero (GH) – Las propiedades del humus de lombriz son conocidas desde la antigüedad por la mayor parte de las civilizaciones. Habitualmente la creación del humus por parte de la lombriz sucedía de forma natural, cuando los estiércoles que procedían de las primeras ganaderías eran transformados por las lombrices que vivían en grandes cantidades en los suelos. Esto desgraciadamente no sucede en la actualidad, debido al uso indiscriminado de productos que matan las lombrices en el suelo. Estos estiércoles transformados eran usados cada año como abono para los diferentes cultivos, o bien, se plantaba en esas áreas directamente las semillas.

No fue hasta mucho más adelante en el tiempo y especialmente desde el siglo pasado (sobre los años 70), cuando se crearon las primeras explotaciones industriales de humus de lombriz. El conocimiento acumulado en la crianza de la lombriz y los diferentes materiales para dar origen al humus, ha permitido la producción en grandes cantidades de este material y su abaratamiento, lo que ha abierto las puertas a su uso en grandes explotaciones agrícolas. A partir de la era de internet la información sobre este producto comenzó a hacerse popular.

LHD – ¿La nueva revolución verde se encuentra en el suelo? ¿o siempre ha estado ahí? (Refiriéndonos a la microbiota del suelo y los beneficios que obtienen las plantas al activarla)

GH – Sin lugar a dudas, la microbiota del suelo ha existido desde siempre. Sin embargo, el uso de los fertilizantes y fitosanitarios químicos desde mediados del siglo pasado, supuso un cambio drástico en todos los terrenos dedicados al cultivo. Estos han variado las propiedades físicas del suelo y, por tanto, han producido cambios negativos en el delicado equilibrio de su microbiota, lo que impide que esta actúe eficazmente como medio de protección y nutrición de la planta.

LHD – ¿Se puede decir que vuestros productos son como unos probióticos para la nueva agricultura?

GH – Nuestros productos están basados en la microvida que compone el humus de lombriz, siempre y cuando este esté confeccionado adecuadamente. Su uso, por tanto, actúa como probiótico para las plantas, dotándolas de los elementos vivos necesarios para defenderse contra los patógenos, captar nutrientes, etc. Exactamente igual que sucede en el interior del cuerpo de todos los animales. Sin esa vida microbiológica, simplemente, no existiría la vida, o sería de otro tipo.

LHD – ¿Cómo puede un biofertilizante ayudarnos a combatir plagas y enfermedades como la yesca de la vid, la araña roja o los nematodos?

GH – La vida, a través de millones de años de evolución, ha creado un sistema perfecto, donde seres diferentes conviven y se apoyan con el objetivo de prosperar. Ello implica que, ante las amenazas externas, la vida, por ella misma, busca la atenuación o eliminación de aquellos elementos que atenten contra su prosperidad. Haciendo un humus de calidad y multiplicando exponencialmente su vida en líquido, a través de nutrientes añadidos naturales a los diferentes “tés”, conseguimos la microbiota necesaria para atajar los diferentes problemas que pudiesen aparecer en los cultivos, teniendo como base, en todos los casos, la total biodiversidad que aparece en el humus de forma natural.

LHD – Con el Green Deal y la estrategia “De la granja a la mesa” de la UE ¿tenéis “miedo” en que comiencen a surgir productos análogos al vuestro, pero de grandes corporaciones?

GH – La entrada de nuevas empresas o nuevos productos similares a los nuestros en el mercado, debido a la búsqueda de productos agrícolas saludables por parte de los clientes es, sin duda, un reto para nuestra empresa. En cualquier caso, el conocimiento, que hemos adquirido sobre este tipo de productos en los últimos casi 20 años, nos permite estar en la vanguardia del humus de lombriz y sus derivados. Por otro lado, cuantos más agentes existan, más se extenderá el uso de este tipo de productos.

LHD – Veo que Nostoc Biotech nació en 2014 ¿cómo ha sido el camino de esta start up agraria?

GH – Desde nuestro nacimiento en el 2014 y especialmente durante los primeros 3 años, nos volcamos en la investigación y creación de los productos.

En primer lugar, en el laboratorio y, posteriormente, en los cultivos. Era imprescindible conocer en primer lugar no solamente los resultados en los cultivos, sino, además entender las reacciones entre los productos, tanto los nuestros como con los químicos que existen en los suelos agrícolas, dosificaciones, épocas y temperaturas de aplicación, etc. Nuestra voluntad por la investigación nos ha llevado a desarrollar soluciones pioneras en el mercado como el humus de lombriz líquido.

LHD – Para los técnicos que quieren saber algo más ¿cómo funcionan vuestros productos?

GH – Uno de los retos que nos planteamos desde el inicio de la empresa, fue el de ser capaces de transmitir el conocimiento que habíamos adquirido durante este tiempo, tanto a agricultores como a técnicos de empresas agrícolas, a través de charlas y documentación. Cualquier persona o entidad que desee saber más acerca de los productos no tienen más que ponerse en contacto con nuestra empresa y nuestros técnicos estarán encantados en resolverle cada una de sus dudas.

LHD – Define NOSTOC en una frase.

GH – Nostoc es innovación. Tras muchos años de estudios, además de la creación de casi 50 explotaciones industriales de humus de lombriz, hemos creado unos sistemas completamente innovadores para conseguir el mejor producto posible al mejor precio posible.

 

One Response

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.