Cómo comunicar la investigación en la agricultura y ganadería

, , 2 Comentarios

I+D+i en agricultura y ganadería

Una sinergia necesaria entre agricultor y científico

La última semana estuve centrado en mis responsabilidades académicas, las cuales me han permitido centrarme en un aspecto que desarrolle en mis años en la Escuela de Ingeniería Agronómica: la investigación aplicada al ámbito agroalimentario. Y me surgió la siguiente duda, ¿estamos comunicando bien la I+D+i agraria y ganadera en España? ¿Se hace investigación efectiva y aplicada al campo?

Pues esas preguntas me han animado a escribir este post. Espero arrojar algo de luz, desde la perspectiva de la comunicación 2.0, claro está wink

Investigación e innovación agrícola, la clave para alimentar al mundo

Si los agricultores y ganaderos son los encargados de producir alimentos, la I+D+i es la encargada de crear los conocimientos y herramientas necesarias para que estos profesionales lleven a cabo su labor con las exigencias que se les pide hoy en día: alimentar a un mundo creciente y hacerlo de forma sostenible.

La investigación agrícola es necesaria en todos los eslabones de la cadena:

  • Desde el productor: nuevas técnicas de producción y protección de cultivos, nuevas sustancias activas más naturales, nuevos piensos que protejan al ganado de sustancias indeseables, maquinaria más precisa y que ayude a reducir insumos, etc.
  • Pasando por el procesado de alimentos: nuevas tecnologías de conservación que alarguen la vida útil, desarrollo de nuevos productos, etc.
  • Terminando en la comercialización: nuevos packaging, adaptar los productos a los nuevos consumidores, e incluso investigación de nuevos mercados (para que no nos sorprendan eventualidades como el veto ruso), etc.

Hablando de I+D+i y sector agrario, parece que es una dupla. Y en realidad si, son dos entes “destinados a entrelazar sus caminos”. Sin embargo, son dos entes que, en muchos casos, no se entienden bien y, por esto, es necesario una figura que haga el papel de “celestino”: el técnico agrícola. Un profesional que desmigaja los largos trabajos de investigación agrícola y ganadera, para dar al profesional del campo una visión clara de cómo resolver los problemas de su explotación.

Si. Porque la investigación grícola no es más que resolver problemas reales de la agricultura y ganadería. La investigación, para que sea efectiva, debe escuchar al campo. No sirve llenar una cantidad de papers en revistas científicas (con precios prohibitivos en muchos casos), cuando esa I+D+i no se puede aplicar al campo, ni proporciona una solución a un problema real.

¿Y dónde podemos encontrar una forma de establecer una comunicación efectiva entre agricultor y científico? ¿Cómo podríamos traspasar la barrera que existe entre el campo y el laboratorio?

O incluso, ¿cómo podemos comunicar a la sociedad qué este sector es uno de los más innovadores, y en el que más se está invirtiendo en investigación, para que dejen de tener esa horrible asociación de agricultura=subvención?

Efectivamente, los medios sociales wink

Young farmer with tablet inspecting crop

Comunicación 2.0 en I+D+i agrícola

Para hablar de comunicación 2.0 en la I+D+i agrícola, ganadera y agroalimentaria no puedo dejar de detenerme en el Programa Life de la UE. La gran ventaja que tiene este programa, a mi parecer, es que obliga a los proyectos que financia a tener, al menos, una web donde colgar los resultados, y todo aquello que el coordinador del proyecto crea relevante.

¿Qué se consigue con esto? Sencillo, aumentar los impactos, no solo en otras comunidades y centros científicos, también en los agricultores y ganaderos 2.0. Lo que permite establecer un cierto feedback: que el campo pueda oir lo que la investigación de alto nivel está haciendo, y a cambio, ayudar a reconducir la investigación hacia la resolución de problemas reales.

Este programa, además, obliga a los coordinadores a llevar un historial de las actividades comunicativas que se han desarrollado (jornadas, newsletter, presencia en ferias, etc.), optando muchos (muy acertado) por recurrir a las redes sociales para compartir los avances de estos proyectos y escuchar a sus potenciales usuarios.

Hay muchos proyectos Life con presencia en redes sociales, la cuenta de Twitter del Programa Life+ contabiliza 222, con amplia representación española: @SumaNaturalidad, @LIFEhuertaskm0, @IntegralCarbon, y un largo etcétera que invito a conocer y a bucear tanto en sus webs como en su presencia digital.

Otro ejemplo es la Red Remedia, asociación de investigadores de diferentes universidades y centros tecnológicos, que lucha, a golpe de experimentos y visitas a campos de ensayo, reducir los GEIs (Gases de Efecto Invernadero) en agricultura y ganadería. Su presencia en la web 2.0 es muy completa, teniendo presencia en Facebook y Twitter, como un blog donde postean los avances de sus investigadores asociados. A mí, personalmente, me encanto el post “La Comunicación del cambio climático ¿Lo estamos haciendo bien?”, donde realizan una reflexión sobre cómo habría que orientar la comunicación del cambio climático a la sociedad.

Y como último ejemplo, la más que acertada presencia de la Red de Alertas e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía. Un claro ejemplo de comunión entre investigación fitosanitaria y los agricultores: avisos sobre plagas, recomendaciones de cómo tratar los cultivos, medidas de prevención y un largo etcétera de actualizaciones semanales, pasado a los medios sociales (@RAIF_noticias y su Facebook).

Solo he puesto una serie de ejemplos para demostrar el poder de la comunicación digital en el ámbito de la investigación en agricultura y ganadería. Existen muchísimos más, y si tienes alguna sugerencia no dudes en comentar, ya que este tema es tan extenso que dará para una segunda parte.

Y recordad, el “feedback” y la cooperación hacen avanzar al sector.

Foto cabecera: Agencia DiCYT

 

2 Comentarios

  1. Lucía

    29/01/2016 10:46

    Me ha gustado mucho este artículo. Aunque los investigadores trabajen de la mano de agricultores, son dos mundos paralelos que no interactúan lo suficiente como para que los investigadores conozcan los problemas reales de la gente que se dedica a la agricultura y ganadería. Por otro lado, creo que a menudo los canales de comunicación fallan porque unos y otros no hablan el mismo lenguaje.
    ¡Enhorabuena por el post, era necesario que alguien abriera este debate!

    Responder
    • Jorge G. de Opazo

      29/01/2016 14:15

      ¡Gracias por el comentario Lucía!

      Tienes razón cuando dices que no interactúan lo suficiente, y cuando lo hacen parece que lo hacen en idiomas diferentes. Por eso, una figura importante es el técnico agrícola, es un profesional que enseña a los agricultores y ganaderos lo que quieren decir los investigadores en sus largos trabajos, y, además, permiten a los investigadores a oir a los profesionales del campo.

      Tenemos por tanto un trío que debe cooperar y trabajar codo con codo: científicos, técnicos y agricultores.

      ¡Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.