Comunicación digital: desafíos para la agroindustria – Nadia Lazarowski

, , 1 Comment

Las empresas agroalimentarias no solo adoptan nuevas tecnologías a pie de campo. La transformación digital llega hasta los departamentos de comunicación y marketing, que deben adaptarse a los nuevos canales para estar en contacto con el consumidor final. De esto sabe, y mucho, Nadia Lazarowski y nos lo cuenta en esta colaboración.

nadia-lazarowski-la-huerta-digital

A Nadia la conocí por Twitter (como a mucha otra gente en esta profesión ¡jejeje!). La verdad que Twitter es una herramienta de networking estupenda, capaz de eliminar distancias físicas del tamaño del océano Atlántico. Justo la distancia que nos separa de nuestra amiga Nadia, ya que es periodista en Argentina. Pero no la voy a presentar yo, ella misma se presenta en este parrafo:

“Soy Licenciada en Comunicación con formación en Publicidad y Gestión Estratégica de las Comunicaciones. Trabajo desde hace más de 10 años en áreas de comunicación de gobierno. Desarrollé la mayor parte de mi experiencia en el Ministerio de Agroindustria de Argentina, integrando primero el equipo de Prensa y luego el de Comunicación Digital. Como profesional independiente también asesoro a empresas en comunicación digital y contenidos”.

Con semejante perfil profesional no podía sino pedirle que nos hablara de la comunicación digital en el sector agroalimentario y de como será esa comunicación en el futuro. No me entretengo más… ¡Aquí tenéis la colaboración!


Nuevo paradigma

El sector está atravesando un cambio cultural, teniendo que adaptarse al paradigma digital que demanda respuestas dinámicas, tecnológicas, segmentadas y basadas en inteligencia de datos. Las empresas empezaron a entender que deben posicionarse en los buscadores y tener activas sus cuentas en redes sociales para ser encontradas por los potenciales clientes, que buscan información en internet sobre los productos y servicios.

En este sentido, las firmas más tradicionales y familiares, algunas con más de cien años en el mercado, se encuentran ante el desafío de actualizarse, mejorar sus sitios web, desarrollar aplicaciones, abrir perfiles sociales y contratar personal capacitado para la generación de contenidos. Se trata de empresas dirigidas por la generación de baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964), un grupo etario acostumbrado a los vínculos cara a cara, la presencia en ferias agropecuarias y la promoción en medios especializados.

Como contracara, las startups nacen con una estrategia digital bajo el brazo y presentan soluciones tecnológicas sumamente innovadoras. Las firmas multinacionales cuentan con equipos de márketing especializados que les permiten adaptarse a los cambios. Mientras que los productores agrícolas menores de 45 años trabajan ya con monitores de rendimiento, agricultura de precisión, drones y otras tecnologías para controlar su campo de forma remota.

Cuando hablamos de “agro” es importante aclarar que se trata de un sector heterogéneo que abarca viejas y nuevas empresas; pequeños y grandes productores; Pymes y empresas líderes. A su vez, si analizamos las cadenas productivas por separado, vamos a ver que cada una alcanzó diferentes grados de evolución, pero actualmente todas están interesados en conectarse más con el público urbano, aprovechando para esto los medios digitales.

 

“Queremos hablarle a los consumidores”

Mientras diez años atrás las estrategias de prensa y comunicación se concentraban en el nicho agropecuario, hoy todas las cadenas quieren desarrollar campañas dirigidas a los consumidores, fundamentalmente para derribar ciertos mitos y cambiar hábitos de consumo. Los productores porcinos desean que la carne de cerdo sea percibida como una alternativa conveniente y saludable. Los frutihortícolas, que las personas incorporen más frutas y verduras en su dieta. Los apícolas, que la miel esté presente en cada hogar todo el año. Las cadenas de soja, maíz y girasol, que el público urbano perciba que los productos del campo “hacen bien”, en cuanto al beneficio e inocuidad de su consumo y su producción responsable.

La comunicación digital ofrece interesantes oportunidades para que estos sectores puedan difundir su mensaje de manera segmentada y a bajo costo. En este sentido, los mejores resultados se obtienen haciendo que la pauta digital funcione de manera complementaria con la publicidad tradicional en radio, diario o TV.

 

La relación con el Gobierno

Actualmente desde el sector público se brinda apoyo a las cámaras y asociaciones en la búsqueda de nuevas estrategias para conectar con los consumidores. En este sentido, se han puesto en marcha campañas público-privadas para impulsar el consumo diversificado de carnes, difundir los beneficios de las frutas y verduras para la alimentación, impulsar la compra de miel y evitar el desperdicio de alimentos, entre otras. También se trabaja en conjunto con asociaciones agrícolas para llevar a los consumidores el mensaje de que “el campo hace bien”, dando cuenta de las Buenas Prácticas Agrícolas y los modos responsables de producción.

 

El futuro de la comunicación digital en la agroindustria

En los próximos años, el agro argentino (y el de todo el mundo) será liderado por los nativos digitales y esto implicará un importante cambio cultural en todas las empresas.

En el sector agrícola, crecerá la tendencia de utilizar la inteligencia de datos para manejar variables climáticas, de rendimiento, monitoreo automático de enfermedades, plagas y malezas; como así también para ofrecer insumos customizados a los productores. En este sentido, el uso de datos de los productores traerá aparejado un debate sobre su manejo público y privado.

A su vez, el sector de alimentos y bebidas tendrá mucho terreno por ganar aprovechando los medios digitales para comunicarse directamente con los consumidores. Las personas estarán cada vez más interesadas en saber sobre los productos que llegan a su mesa (su origen, los modos de producción, los ingredientes que se utilizan). Y en este sentido, brindar más información y hacerlo de una forma entretenida y amigable para el usuario será una buena estrategia para mostrar mayor transparencia.

Por su parte, las Pymes tendrán grandes oportunidades de crecimiento en las tiendas digitales para la venta directa de sus productos. Al igual que en otras partes del mundo, en Argentina crecerá la preferencia de cierto nicho de consumidores por los productos regionales de alta calidad, orgánicos y sustentables. Y estas personas estarán dispuestas comprarles a los productores sin intermediarios.

 

¡Muchas gracias por tan interesante artículo Nadia!

Y vosotros… ¿sois ya digitales? wink

 

One Response

  1. Alvaro Señán

    10/11/2017 11:40

    Muy interesante artículo, Jorge y Nadia. La transformación digital es el presente, y yo el futuro lo percibo como una digitalización de las empresas (agroalimentarias en este caso) mucho más consolidada y con mucho más networking online entre empresas a nivel B2B y B2C en los próximos años. Y como comenta Nadia, sin duda la tendencia continua hacia productos y servicios cada vez más customizables. Un saludo

    Responder

Leave a Reply