Agricultura y Medio Ambiente, un binomio para llenar la España vaciada

, , Deja un comentario

Os habéis preguntado alguna vez ¿Qué pasaría si un día el medio rural se quedara vacío? ¿Dónde podríamos ir un fin de semana a desconectar de la vida urbanita? ¿Dónde quedarían los recuerdos de nuestros abuelos? Y lo más importante ¿Qué comeríamos? Vamos a responder estas preguntas con ayuda de SIGFITO.

Agricultura, Clima y Medio ambiente: La fórmula contra la despoblación - SIGFITO

El síndrome de la España vaciada, es una problemática que viene de lejos, pero que sin embargo hemos empezado a darle importancia en los últimos años. Y no es un tema baladí, ya que si nuestras neveras están llenas de alimentos sanos, es porque un agricultor se levanta cada día en el medio rural para subirse a su tractor y alimentar el mundo.

Pero el medio rural no solo son agricultores y ganaderos, es también ese médico que por la mañana pasa consulta en una aldea, y por la tarde está a 20 km dando servicio a otro núcleo rural; es ese panadero que todos los días coge su coche para recorrer la comarca y repartir el pan a todos aquellos que no tienen la suerte de tener una panadería en su calle; es ese profesor que enseña cada día a 20 niños de diferentes edades en unas instalaciones poco equipadas pero con la ilusión de hacer crecer esas mentes inquietas. En definitiva, es esa red social que permite mantener un medio rural vivo.

Una red social que poco a poco se está perdiendo y con ella se muere el medio rural. Un sitio que los urbanitas vemos idílico, y que si no hacemos algo lo terminaremos perdiendo por completo, al igual que todos sus servicios (descanso y desconexión) y productos (los alimentos que comemos día a día).

Para dar soluciones a este despoblamiento rural, SIGFITO organizó la jornada “Agricultura, Clima y Medio ambiente: La fórmula contra la despoblación” en la que se analizaron las aportaciones de la agricultura al ámbito ambiental, y su papel como generador de empleo en el medio rural para así combatir la despoblación en el medio rural.

maria santos - Sigfito

La jornada estuvo moderada por la periodista Maria Santos, que inicio la jornada con la reflexión “El medio ambiente es un tema transversal que nos afecta a todos los ciudadanos, tanto urbanos como rurales. Además, estamos viendo ya los efectos del cambio climático en nuestro país: pocas precipitaciones, eventos climáticos extremos fuera de época, etc”.

María Asunción Pastor, AEMET - SIGFITO

Tras la presentación de la jornada, María Asunción Pastor, del Área de Evaluación y Modelización del Clima. Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), habló de las “Las variaciones del clima y las consecuencias para la agricultura y el medio ambiente”. María Asunción Pastor dejo patente que desde 1950 se tiene constancia de cambios climáticos.

“El cambio climático es un cambio atribuible al ser humano (directa o indirectamente) que implica cambios a nivel global y que afectan al medio ambiente y la tierra”, apuntó María Asunción. Además, estos cambios no solo incluye los cambios a nivel atmosférico (aumento de GEIs) y de temperatura (atmosférica y oceánica), también hay que considerar los efectos secundarios: lluvia ácida, disminución de las masas polares, acidificación de los océanos, cambios en los cultivos,…

Pastor dejo un dato para reflexionar, “las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2), de metano y de óxido nitroso han aumentado hasta llegar a alcanzar niveles sin precedentes en los últimos 800 000 años”.

Si tenemos que hablar de cambio climático es imposible no hacer referencia al Informe Cambio Climático del IPCC, donde pronostican que, si no se hace nada y las emisiones siguen igual como hoy en día, superaremos el valor límite de aumento de la temperatura terrestre en 1,5º para 2040. Un valor fijado por comités de expertos en los que los modelos climáticos arrojan consecuencias graves para la Tierra.

María Asunción también apuntó la necesidad de regionalización (downscaling) de los modelos climáticos, para ver los efectos del cambio climático de forma más pormenorizada según región. Con esta regionalización podríamos ver efectos negativos con más detalle y establecer medidas de adaptación más precisas y rápida aplicación.

En lo que se refiere a la agricultura, Pastor nos dejó unas pinceladas de cómo está afectando ya el cambio climático al sector:

  • Alteración de los ciclos productivos de diferentes cultivos Europeos: adelanto de las épocas de floración y cosecha de los cereales, adelanto de los días de vendimia debido a la maduración temprana de la uva, etc.
  • Cambios en las producciones a nivel europeo: mientras que en el norte de Europa podría verse aumentada la productividad gracias a una reducción de las heladas y un clima más benigno, los países del sur podrían ver mermada su capacidad productiva debido a las olas de calor extremo y la reducción de precipitaciones.
  • En la zona mediterránea, el estrés hídrico y térmico extremo de los meses de verano podría obligar a desplazar la producción de algunos cultivos estivales al invierno.
  • Nuevos ciclos de crecimiento, o aparición de nuevas enfermedades, plagas y malas hierbas, que podrían mermar las cosechas.

Secundino Caso, REDR - SIGFITO

Tras María Asunción, tomó la palabra Secundino Caso, Presidente de la Red Española de Desarrollo Rural, que habló sobre la despoblación del medio rural con casos reales. Resulta curioso ver que la despoblación ya no solo es un problema de los municipios pequeños y alejados, empieza a afectar a las capitales de provincia como Soria.

Secundino dejó a la audiencia frases que dieron que pensar como “despoblación es igual a desigualdad de oportunidades. Si el estado de bienestar no se lleva a medio rural, es imposible que la gente quiera vivir allí”.

Además, apuntó que ir a vivir al medio rural es un acto de emprendimiento hoy en día, es un proyecto de vida, y a esos proyectos hay que dotarlos de un respaldo administrativo transversal que pueda satisfacer todas las necesidades de estos emprendedores rurales. Comentó que una de las frases que más ha escuchado al frente de REDR ha sido “Hoy en el medio rural es imposible montar un negocio” sobre todo por la ingente cantidad de regulaciones que existen, sobre todo en materia de protección de la naturaleza. Se necesita simplificar trámites, facilitar las cosas a la gente que quiera vivir en el medio rural.

Secundino termino su intervención con un caso real para reflexionar “Una chica de Asturias quiere irse a trabajar al pueblo en una plaza médica que no quiere nadie. Si hace esto debe renunciar a su plaza en Laredo, con una penalización de 2 años. ¿Es justo? Con una administración tan rígida es imposible incentivar que la gente apueste por el medio rural”.

Eduardo de Miguel, fundación Global Nature - SIGFITO

En la jornada de Sigfito también participó Eduardo de Miguel, de la Fundación Global Nature, destacando el papel de “Los agricultores como garantes de patrimonio ambiental”, y expuso todos los proyectos que tiene abierta la fundación, en los que trabajan codo con codo con el sector agrícola. Según Eduardo,El camino es la agricultura sostenible, establecer proyectos con medidas agroclimáticas y de conservación de la flora y la fauna autóctona (zonas ZEPA)”.

Apuntó que “son necesarias acciones transversales en las que estén implicados todos los agentes del sector (asociaciones de agricultores, administración, empresas privadas, etc.) para llevar a cabo proyectos de desarrollo rural efectivos”, y no solo se queden en papers. Acciones necesarias si los productores quieren competir en los mercados alimentarios globales, ya que los consumidores ya están pidiendo (y en algunos casos exigiendo) acciones encaminadas a la protección del medio ambiente. “Los consumidores hablan, deciden y quieren productos agroalimentarios sostenibles y que sean producidos con criterios de protección medioambiental”, comentó Eduardo.

“Hay que tener en cuenta que la PAC en el futuro se va a pagar por criterios e indicadores de biodiversidad, y es necesario adoctrinar al sector acerca de estos nuevos criterios, y potenciar la biodiversidad en el sector agrario”, esto va a tener una consecuencia clara: España va a tener 2 agriculturas, una agricultura intensiva, competitiva y que no necesitará ayudas para sobrevivir, y una agricultura tradicional con gran implicación medio ambiental, y que recibirá ayudas de Europa, ya que Europa quiere conservar el medio ambiente.

Francisco de Mora, Oleícola El Tejar - SIGFITO

Por último Francisco de Mora, Vicepresidente De Oleícola El Tejar, expuso su empresa como “Un ejemplo de economía circular en agricultura”, presentando a la audiencia las acciones que están llevando a cabo para sacar partido a todos los residuos que generan:

  • Los restos de hoja, hueso y poda del olivar que son desechados una vez que se ha producido el aceite, son incinerados en un horno, generando el calor necesario para que una turbina  produzca energía renovable que se vierte a la red 24 horas al día 365 días al año.
  • Las cenizas obtenidas de la incineración del orujo, hoja, etc, vuelve al campo enriqueciendo parte de los abonos que se usan como fertilizante por su alto contenido en potasio.

Sin duda una jornada muy interesante, y necesaria, para ser conscientes de que tenemos un problema que hay que resolver: la España vaciada. Porque queridos lectores, el día que el medio rural se vaya al traste, podremos decir adiós a comer sano, a esas imágenes idílicas que nos acompañan en nuestros viajes y a la memoria de nuestros abuelos. Por lo que desde La Huerta Digital os preguntamos ¿De verdad queremos un mundo así?

 

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.