Ciencia, tecnología e innovación para dar solución a los retos de la agricultura

, , Leave a comment

Los retos de la agricultura a los que se enfrentará los próximos años, solo se podrán abordar a través de la ciencia, la innovación y las nuevas tecnologías.

Un año más fuimos invitados como influencers por parte de Bayer Crop Science Iberia para acudir a la conferencia anual de Bayer Crop Science en su sede en Monheim.

Este año, no solo asistimos a la conferencia central de estos días, también tuvimos la oportunidad de asistir a la granja modelo, ForwardFarm, que la empresa tiene en Alemania.

Ciencia, tecnología e innovación para dar solución a los retos de la agricultura

“La agricultura debe dar de comer a una humanidad cada vez más numerosa pero no hacerlo a costa del planeta” con esta frase comenzó su intervención Liam Condon, Presidente de Bayer Crop Science, en el acto central del Diálogo Future of Farming 2019, que la multinacional alemana desarrolla todos los años en su sede de Monheim.

Para conseguir ese reto, los agricultores de todo el mundo deben acudir a la ciencia, la tecnología y la innovación para gestionar sus cultivos, obtener los mejores rendimientos y rentabilidad, y hacer frente al cambio climático que está afectando al sector agrícola en todo el mundo.

Este fue el tema central del segundo día del Diálogo, y donde se centraron todas las ponencias e intervenciones del día. Pero este blog pudo acudir junto a un reducido grupo de influencers agro del panorama mundial a la granja Damianshof para realizar una inmersión en el modelo ForwardFarm ¡Vamos a conocerla!

ForwardFarm, una granja modelo para escalar el modelo agrícola

Dusseldorf nos recibía, en el primer vuelo de la mañana, lluvioso. Un día “perfecto” para pasarlo en una explotación agrícola. Sin embargo, cuando fuimos acercándonos a “Bayer ForwardFarm Damianshof” el cielo nos recibió con tímidos rayos de sol. Una suerte de metáfora, allí en ese pueblo pequeño se está desarrollando las tecnologías y los conceptos que arrojarán luz a la agricultura de los próximos años.

El objetivo de este día, y de este Diálogo Future of Farming, es dar forma a la agricultura de los próximos años, o como lo denominaron en Bayer Crop Science: #ShapingAg. Por eso, el día no solo se centró en mostrar los conceptos y tecnologías que allí se están desarrollando a los asistentes. En la segunda parte de la visita hubo un diálogo abierto donde agricultores, influencers y personas de comunicación de Bayer Crop Science pusieron sobre la mesa la necesidad de comunicar más hacia la sociedad, dando a conocer todas estos nuevos desarrollos que son tan necesarios para que el agricultor siga produciendo los alimentos que se llevan a la boca cada día.

Y aquí apunto: esta comunicación no solo la deben hacer las empresas, apoyadas en periodistas y líderes de opinión, los agricultores también deben aportar su visión, al fin y al cabo todo formamos parte de esta sociedad…

Durante la visita a pie de campo pudimos ver diferentes proyectos que están desarrollando los departamentos de I+D+i, sostenibilidad y digitalización de Bayer Crop Science. En La Huerta Digital nos quedamos con dos:

Digital Yellow Trap

El equipo digital de la empresa ha dado un giro de tuerca a la típica trampa de insectos, añadiendo una cámara que captura imágenes de la trampa en tiempo real y las sube a la nube.

Una vez en la nube, a través de algoritmos y de Inteligencia Artificial, se analizan las imágenes y se devuelve un conteo e identificación de insectos/plagas presentes en el cultivo.

Esto permite dos cosas: por un lado el agricultor puede ver en tiempo real que posibles plagas pueden atacar en los próximos días a su cultivo, pudiendo realizar tratamientos preventivos y a tiempo (ahorro de insumos); o, mucho más interesante, si se dispone una cantidad suficiente de estas trampas a lo largo de Europa, se podría analizar todas las imágenes tomadas por todas ellas y ver como las plagas se desplazan a través de largas extensiones de territorios.

Márgenes florales

El siguiente proyecto que nos llamó la atención está del lado de la sostenibilidad.

¿Sabías que en Alemania hay más de 500 tipos de abejas? Abejas que ayudan al agricultor a polinizar sus cultivos y con ello a aumentar la productividad.

Bien. ¿Y si fomentamos prácticas que atraigan estos polinizadores a nuestros cultivos? Con esta idea se trabaja en esta granja, donde “sacrifican” una parte de tierra de cultivo en los márgenes, para mantener una cubierta multifloral, que sirva de hábitat y alimento a toda esa micro-fauna beneficiosa para la actividad agrícola.

Pero no nos quedemos ahí, promover estos márgenes florales permiten al agricultor a pedir ayudas de la PAC asociadas al denominado Greening (fomento de prácticas sostenibles), mejoran la salud del suelo y la fertilización natural y fomenta la biodiversidad.

Una única práctica cultura, 3 beneficios.

La visita siguió con una cata de tomate y melón de nuevas variedades desarrolladas por la compañía ¡Muy jugosas y dulces por cierto! El fin de esta charla fue poner en valor el papel de los Breeders (mejoradores vegetales), ya que gracias a este perfil profesional se consigue dar al consumidor todo aquello que demanda en una fruta y hortaliza.

En esta línea, las nuevas variedades que probamos buscan características, organolépticas y visuales, más “trust”. O como lo define el consumidor actual, “más a como era el tomate de mi abuelo”. Para llegar a ese tomate “trust” los breeders se las han ingeniado para conseguir un tomate con sabor y aroma potentes, con persistencia en boca, reforzando el pedúnculo que une el tomate a la rama, para así dar un aspecto más tradicional en el lineal (algo demandado por los retailers). Además, han conseguido que todos esos flavores no se pierdan en la estancia de este tomate en el supermercado para llegar en perfectas condiciones organolépticas al consumidor.

Otro concepto interesante que nos plantearon fue la necesidad de analizar al consumidor donde queremos introducir nuestro producto (ahora pensamos en todas esas empresas exportadoras hortofrutícola de España). ¿Por qué es necesario este análisis antes de lanzarse como locos a exportar? Porque, el paladar del consumidor SI entiende de fronteras, y dependiendo al mercado donde nos dirijamos, el consumidor demandará un formato u otro, un sabor u otro, más grados brix…

Así, en el segmento del melón, Bayer Crop Science ha desarrollado un melón galia para el mercado brasileño más dulce, hasta dos grados brix superior, al melón cantalupo que han desarrollado para el mercado italiano.

Diálogo Future Of Farming

El segundo día nos trasladamos a la sede central de Bayer Crop Science en Monheim para acudir al acto central de estos tres días de diálogos.

La bienvenida fue a cargo de Beth Roden (Head of Global Communication Bayer Crop Science) y los moderadores Konstantin Kokcerols y Frank Sesno. De este último extractamos su frase inicial que nos hizo pensar:

“Sobre la agricultura y la alimentación opina todo el mundo, pero muy poca gente entiende los problemas a los que se enfrenta en su día a día un agricultor”.

Frank Sesno

Las nuevas tecnologías, la ciencia y la innovación pueden ayudar a los productores a ser más eficientes y tener mejores herramientas. Por eso, es necesario hacer ver a la sociedad el beneficio de estas nuevas tecnologías e innovaciones, ya no solo para el agricultor que produce tus alimentos, también para ellos. Sobre todo si queremos seguir disfrutando de alimentos saludables, una dieta variada y seguridad alimentaria en todo el mundo, sin mencionar que hay que preservar este planeta finito para las generaciones futuras…

Después subieron al escenario Liam Condon (Presidente de Bayer Crop Science) y Bob Reiter (Head R+D Bayer Crop Science) para desgranar los retos a los que se enfrenta la agricultura en los próximos años, las acciones que está llevando a cabo la compañía para afrontarlos, y las previsiones en la consecución de objetivos marcados por los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenbilidad de la ONU).

Los grandes retos de la agricultura a los que se refirieron los líderes de la compañía son:

  • Cambio climático: limita nuestra capacidad de dar de comer al mundo, menores rendimientos, cosechas que se echan a perder por las inundaciones y/o eventos extremos climáticos, y un largo etcétera.
  • Aumento de la población: cada vez somos más en este planeta, más gente que tiene que ser alimentada, pensando en que, aún hoy, pasan hambre más de 800 millones de personas.
  • Recursos naturales limitados: nos encontramos en la paradoja de que la agricultura tiene que producir más, pero además preservar el medio ambiente.

¿Cómo afrontamos estos grandes retos? Solo a través de las ciencia, la digitalización y tecnologías y las innovaciones más punteras. Como se ha venido haciendo desde el comienzo de esta longeva actividad económica: ya nuestros ancestros seleccionaban aquellas variedades que eran más productivas, adoptaron el arado para aumentar su eficiencia o acudieron a la química para nutrir y proteger sus cultivos.

Y en este aspecto se han conseguido grandes avances en las últimas décadas. Por ejemplo: para alimentar a un mismo número de personas, en 1940 se destinaba para ello más del triple de tierras que se destinan hoy en día.

Por eso, hay que seguir avanzando en esa línea (ciencia, nuevas tecnologías e innovación) ya que “los progresos de hoy, son las posibilidades del mañana”. Lo esperanzador es que grandes empresas en todo el mundo, como Bayer, ya estaban embarcadas en esta aventura. Sin embargo, hay un aspecto que hay que mejorar: la comunicación a la sociedad.

Los planes de futuro de Bayer Crop Science los vamos a resumir en los siguientes puntos:

Seguir invirtiendo en I+D+i

La compañía prevé invertir, en los próximos 10 años, más de 25.000 millones de euros, para desarrollar nuevas variedades resistentes a las nuevas condiciones climáticas, desarrollar aplicaciones biotecnológicas para la mejora vegetal, desarrollar nuevas materias activas para proteger los cultivos,…

Apuesta por los productos biológicos

Cada vez más consumidores demandan productos certificados como ecológicos y de producción sostenible, en este aspecto la compañía seguirá ampliando el catálogo de Biológicos Bayer, con nuevas materias activas procedentes de la naturaleza o microorganismos.

Inversiones en nuevas tecnologías y ciencias de datos

Como por ejemplo aplicando IA a la mejora vegetal para identificar genes interesantes, y así aumentar la eficiencia de los breeders.

Innovación abierta e inversiones en startups

Desarrollando colaboraciones con universidades y centros de investigación, apoyando a las startups que están marcando la agenda de la innovación del sector agrícola a nivel mundial,…

Escuchar a los líderes del futuro

Este planeta pertenece a las generaciones futuras, por eso hay que escucharles ya que pueden tener ideas muy interesantes para el desarrollo sostenible de la agricultura. Fomentar foros como el Youth Ag Summit es clave para crear brainstorming con las generaciones que “heredarán la Tierra”.

Por cierto, este año hay doble representación española en esta cumbre que se celebra los días 4, 5 y 6 de noviembre en Brasil.

Mejorar la productividad a través de la agricultura digital

Las nuevas herramientas digitales de Bayer Crop Science (a través del negocio The Climate Corporation), FieldView y FarmRise (disponibles en España), continúan creciendo y este año llegarán a los 36 millones de hectáreas monitorizadas en todo el mundo. Una jugosa base de datos para mejorar la rentabilidad y el rendimiento de los cultivos de cualquier agricultor en cualquier parte del mundo.

Estas plataformas permiten al agricultor recopilar y visualizar fácilmente los datos de su campo, analizar y evaluar el rendimiento de sus cultivos, y tener acceso a planes personalizados de fertilización y siembra, todo ello para optimizar la productividad.

Apoyo a los pequeños agricultores

Interesante iniciativa en la que los agricultores que usen las herramientas digitales de Bayer Crop Science (de momento solo activa en EE.UU.), que se basa en un diseño conjunto de las cosechas con los granjeros basado en inteligencia artificial.

Así, los agricultores que opten por este servicio, no solo reciben las herramientas necesarias para conseguir la previsión de cosecha que le dice la plataforma digital de Bayer Crop Science, sino un paquete de servicios. Así, si el agricultor obtiene el resultado esperado en la predicción, pagará a Bayer el precio pactado previamente. Sin embargo, si no se llega a ese resultado, el agricultor pagará un precio menor a la compañía por dicho servicio. Del mismo modo, si el resultado de producción es superior al pronosticado, ambos se repartirán al 50 por ciento los beneficios adicionales.

Todo esto se alinea en la política de la compañía de empoderar a los pequeños agricultores y ayudarles a ganar rentabilidad en su cultivo (¡Ojo! Hablamos de rentabilidad y no de productividad).

El Diálogo continuó desgranando, por parte de expertos, los temas que más preocupan al sector agroalimentario hoy en día: cómo afectará el cambio de dieta de los consumidores a la salud del planeta, cómo sería la agricultura si protección vegetal, nuevas tendencias en herramientas agrícolas digitales,…

Desde La Huerta Digital estaremos atentos a todo lo que los medios allí presentes se hagan eco durante los próximos días y lo compartiremos en nuestras redes sociales wink

 

Leave a Reply

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.